Facebook  Facebook  Facebook
T. 605 759 635

Aumentar el consumo de:

 

Al menos en un 80% de nuestra alimentación los siguientes alimentos. Procurar comer principalmente crudo.

 

. Frutas (4-5 piezas).

. Verduras y hortalizas (en ensaladas y en batidos).

. Frutos secos (excepto los cacahuetes): almendras, avellanas… en pequeñas cantidades (unos 50 gr aprox), nueces (unas 3-4 al día).

. Algas (aportan 88 oligoelementos y aminoácidos). Alga chlorella y Alga spirulina en polvo - Laboratorios Biotona.

. Polen de abejas.

. Alfalfa: (germinada).

. Carne blanca (pollo, pavo, conejo), pero no a diario. Máximo 2 días a la semana (comida o cena).

. Pescado fresco (preferiblemente azul y no a diario). Máximo 2 días a la semana (comida o cena).

. Ácidos grasos esenciales:

    . Omega 3 (pescado azul, nueces, semillas de lino y chía molidas, aceite de oliva virgen extra).

    . Omega 6 (semillas de sésamo, pipas de calabaza y girasol), aguacate, frutos secos, aceite de girasol).

Evitar consumir:

. Lácteos: leche entera, semi o desnatada, quesos, mantequilla. (En caso de consumir algún yogur (puntualmente), que sea natural y sin azucarar).

. Azúcares (incluidos los carbohidratos: pasta, arroz, patata, pan… que los reservaremos en contadas ocasiones y siempre integrales), los dulces (chicles, caramelos…).

. Cualquier producto que lleve jarabe de maíz alto en fructosa. Sabe muy dulce, más que el azúcar y crea más adicción.

. El cerdo principalmente así como los embutidos obtenidos a partir del cerdo (chorizo, jamón, chóped, mortadela...), ya que éstos  alimentos industriales utilizan como aditivos los fosfatos (E-442, E-450 y E-338 a E-343).

. La carne roja en general.

. Frituras...

. Las harinas blancas, la bollería.

. Todas las bebidas gaseosas (especialmente la coca-cola), incluidas las versiones light.

. El exceso de alcohol el tabaco..

. Antiácidos.

. Exceso de sal.

 

El cerdo y sus derivados, los lácteos y los azucares son “alimentos” que sin darnos cuenta van consumiendo la salud de las personas que los ingieren. En muchas ocasiones, simplemente dejando de consumirlos, la salud se recupera en poco tiempo sin necesidad de atiborrarse a medicamentos.

www.maiteromero.com